Contexto

Tras 40 años de dictadura, la muerte por vejez del dictador Franco hizo que las estructuras de poder del régimen se mantuviesen intactas. El nuevo sistema (orden) que se intentaba implantar chocaba violentamente contra aparatos paramilitares cercanos al antiguo régimen vinculados a los aparatos policiales del estado.
En aquellos primero años 80 llenos de tensión social y política existían organizaciones paramilitares como BVE (Batallón Vasco Español), Tripe A, ATE, Guerrilleros de Cristo Rey, …
Por otro lado, actuaban diferentes grupos armados como el FRAP, GRAPO, TERRA LLIURE, … En el pueblo vasco en concreto coexistían diferentes expresiones armadas: ETA político militar, ETA militar, Iparretarrak, Iraultza y Comandos Autónomos Anticapitalistas (CAA).
Muchas de las acciones armadas acaecidas en aquella época siguen hoy en día sin ser aclaradas ni investigadas.
En ese escenario, la esencia del documental es como afecta a una familia y a la sociedad una desaparición forzada.

No queremos producir un producto para consumo interno del País Vasco. En el mundo hay países que han sufrido conflictos violentos y en el marco de esos conflictos tienen personas que han sido hechas desaparecer. Es una historia universal porque habla dLos espectadores de muchos países podrían sentirse identificados con este documental.

Las desapariciones forzadas acometidas por parte de un Estado u organizaciones paramilitares es una lamentable realidad en decenas de países. Cientos de miles de personas han sido hechas desaparecer. Como recoge la ONU en la Convención Internacional para la Protección de Personas contra las Desapariciones Forzadas, «estas son un delito y en determinadas circunstancias» como las que recoge este documental «un delito de Lesa Humanidad». Así mismo la ONU afirma que «es un derecho conocer la verdad sobre las circunstancias y la suerte de la persona desaparecida, así como el respeto del derecho a la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones con este fin».